Tragedia tras el incendio

Tres jóvenes mueren en un incendio en Toledo

Eran todos veinteañeros, otra persona resultó herida grave.

Diario EL PAÍS, DIEGO PÍRIZ, 26 de octubre de 2016.

tragedia

Tres jóvenes de 21, 22 y 27 años fallecieron carbonizados luego de que se incendiara un galpón en el que se almacenaban fuegos artificiales y donde se encontraban trabajando.

El hecho ocurrió ayer sobre las 15:00 horas en el depósito que se encuentra ubicado en el kilómetro 1 de Camino del Andaluz, cercano a la localidad de Toledo.

En el lugar donde se originó el fuego, había cinco personas. Además de los fallecidos, también se encontraba un hombre de 43 años que pudo ser rescatado con vida. Está internado en el Centro Nacional de Quemados (Cenaque), con heridas en el 90% de su cuerpo, según informó Bomberos.

El quinto hombre se salvó de quedar atrapado dentro del lugar porque justo en el momento del incidente decidió ir al baño.

“Es un depósito que está lleno de material combustible, con explosivos”, explicó el director nacional de Bomberos, Leandro Palomeque.

“Acá lo que está claro es que existió una fuente de calor dentro del depósito, que es la que generó una deflagración; esto significa que no es simplemente un fuego, sino que es algo parecido a una explosión que toma todo el lugar por completo”, indicó Palomeque.

Luego de que el fuego se propagó en escasos segundos por todo el depósito, el techo de chapa cedió.

Rescate.

Una persona que pasaba cerca del depósito de fuegos artificiales vió cómo se estaba incendiando el lugar y decidió ayudar.

Conjuntamente con el empleado que había ido al baño, lograron sacar al compañero que ahora se encuentra internado con lesiones graves.

Pero hasta ahí llegó la ayuda, pues la intensa llamarada y el calor hizo que los hombres se alejaran del lugar de inmediato.

Las explosiones por los fuegos artificiales que se estaban quemando duraron al menos dos horas, indicó la vocera de Bomberos, Mariela Vivone.

Sin habilitación.

Leandro Palomeque indicó ayer por la tarde que “ahora lo que resta es un extenso trabajo de investigación para saber que fue lo que provocó el incendio”.

Asímismo, señaló que la empresa no contaba con la correspondiente habilitación de Bomberos, ni tampoco con la habilitación del Servicio Material y Armamento del Ejército. Es que este tipo de depósitos, necesita una inspección de personal capacitado por militares.

“Si bien quisieron tramitar la habilitación, nunca completaron los requisitos y normativas para este tipo de lugares, ellos tienen un trámite iniciado en el año 2012 que se cancela en el año 2014 luego de no poder levantar las observaciones que personal de Bomberos le hizo”, explicó Palomeque a los medios de comunicación.

El director de Bomberos aseguró que “en el 2015 la empresa inicia un trámite nuevo de habilitación, donde también hubo un ida y vuelta con bomberos por la exigencia de una cantidad de elementos más, sobre todo en la normativa que se iba a ajustar por ser un depósito de pirotecnia”.

Según informó a El País el personal que trabajó en el lugar, la empresa tampoco contaba con un sistema contra incendios. Si bien tenían instaladas bocas de salida de agua, cuando Bomberos llegó al lugar y quiso extinguir el fuego, las mismas no funcionaban.

Ayer por la tarde, familiares y amigos de los fallecidos se congregaron en la puerta de la empresa esperando que se hicieran las pericias de los cuerpos.

Esta entrada fue publicada en noticias, seguridad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *